viernes, mayo 20

LA ÚLTIMA VEZ QUE TE HAGO LA TAREA

Esta historia es sobre mi mejor amigo. Él  y yo nacimos en la Maternidad de Lima,  ambos somos del mismo barrio, crecimos juntos y fuimos al mismo colegio. Yo le hacía las tareas de matemáticas y él me hacía los resúmenes de comunicación. Los fines de semana la palabra GOL era su favorita. Algunas noches cuando mi viejo llegaba borracho me iba a su casa. Él avisaba que yo estaba ahí. Yo hacía lo mismo por él.

Fuimos inseparables, hasta hace 11 meses. Lo recuerdo muy bien porque fue el mes en que le pedí a Meche que fuera mi novia. Ese mes, él empezó a consumir pasta. Me dijo: “no puedo explicarlo, pero todo se siente súper…”. No le di mucha importancia, creí que era pasajero. Además yo estaba templadazo de Meche: sentía que ella era mi mundo, que era todo para mí.

Un jueves por la tarde él fue a mi casa. Me dijo que necesitaba dinero para la pasta. Le dije que se estaba volviendo dependiente de la droga. Como no le di el dinero se fue gritando y enojado. Lo tengo claro porque ese jueves cumplí un mes con Meche y ella se molestó y me gritó porque me vio conversar con una amiga. Esa misma noche le grité a mi madre. No sabía lo que hacía, sólo pensaba en mi problema con Meche.

Muchísimas veces lo vi fumando pasta en el canchón detrás del colegio, escondido como un animalito. Estoy seguro que lo vi muchas veces porque yo iba ahí sólo para pelear con Meche por lo de siempre: sus celos o los míos.

Una noche de marzo tuve miedo porque lo vi flaco, sucio y acabado. No era el mismo. Quise hablar con él, que entendiera que se había vuelto dependiente de la droga. Pero no me reconocía. Era como si la droga le hubiera borrado toda la memoria. En mi cabeza tengo grabado ese momento ya que para variar venía de pelear con Meche. Estaba asustado porque esa vez nos fuimos a las manos: ella me arañó el rostro, yo le di una cachetada y me fui. Sé que debíamos terminar, pero no podía dejar a Meche: la necesitaba, sin ella no era nadie.

No podía dejar de pensar en mi amigo: ese niño con el que crecí, que me ayudaba en el cole con mis tareas, con quien gritaba cada gol, el que me apañaba mis travesuras. Ahora él estaba a un paso de morir por la drogas. Un 18 de marzo fui a buscarlo. Era su cumpleaños. Quería decirle que lo ayudaría para que deje su adicción. Aquella mañana ya no lo encontré. Fui a su casa a preguntar por él. Su madre me sentó a la mesa y me dijo que hace una semana había muerto de sobredosis. Yo no lo podía creer. Me dio una carta que me dejó y en ella decía:

Querido Tavo:
Sé que ahora no soy el mejor para dar consejos, pero quiero que leas esto. Creo que tu relación con Meche no te hace bien. Empezaste muy ilusionado y te dejaste llevar por lo bien que te sentías. Al mes ya discutías y te la desquitabas con tu familia. Muchísimas noches desde el canchón te vi pelear con Meche y me enteré que los dos se golpearon. Sé que no soy el más indicado para decirte esto, pero creo que sería sano que terminen esa relación antes de que tú y Meche se dañen más. Es un consejo, pero al final es tu decisión. Sé que vendrás en mi cumple y tratarás de convencerme para que deje la droga. Yo también haré lo mismo, intentaré convencerte de que terminen esa relación, solo que no sé si llegue a poder decírtelo cara a cara. Por eso te escribo esta carta, por si no llego a tiempo. Que ironía ¿no? Tú quieres que deje la droga y yo quiero que dejes esa relación. Lo más irónico es que ninguno reconoce el gran daño que le causa su adicción a cada uno: yo con la pasta y tú con Meche.
Cuídate porque esta es la última vez que te resumo algo y que te hago la tarea.
Un abrazo
Pocho

Hoy me doy cuenta del daño que me hacía y que le hacía a Meche, que espere tocar fondo y tener que ver a mi amigo partir para darme cuenta que yo también me había vuelto dependiente. Que termináramos esa relación fue doloroso, pero fue lo mejor para ella y para mí.
Pocho partió un 11 de marzo y es cierto que fue la última vez que me hizo la tarea.
¿Y tú? ¿Qué aprendiste de ti en esta historia?

Mario Cesar Huamaní
Terapeuta Gestalt

viernes, mayo 13

LOS CINCO LENGUAJES DEL AMOR

Es una ideología desarrollada por el doctor Gary Chapman, la cual destaca que todas las personas expresan su amor por otras de diversas maneras. Es importante que mutuamente se identifique la forma de comunicar el amor para así mejorar las relaciones de pareja y de familia. Además podemos extenderla a todas las personas con las que tenemos un vínculo, como los amigos.

Lenguaje 1: Palabras de afirmación
La primera forma en que las personas expresan amor es a través de la afirmación verbal, por ejemplo en declaraciones como: "Tú eres una persona hermosa", "Tú eres mi mejor amigo", “Estoy orgulloso de ti”, “Eres la mejor” o “lo hiciste muy bien”.
Lenguaje 2: Tiempos de calidad
Las personas comparten su amor por el otro pasando tiempo de calidad juntos, realizando actividades que ambos disfruten.

Lenguaje 3: Regalos
Aquí el valor real es expresado en el tiempo invertido en realizarlo o en conseguir algo para sorprender o alegrar a la otra persona como un acto de amor. Para quienes expresan este lenguaje, el regalo es una forma de representarse a sí mismos.

Lenguaje 4. Actos de servicio
Se expresa a través de las labores, como los quehaceres domésticos, o la disposición para salir de las rutinas normales del hogar y realizar una tarea, con el único propósito de ser amables.

Lenguaje 5. Contacto Físico
Tomarse de la mano, los abrazos, las caricias o la intimidad de las relaciones sexuales: la idea es que las personas se sienten amadas y reconfortadas. También es importante acariciar y abrazar a los hijos porque equilibra sus emociones.
¿Y cómo sé qué lenguaje tengo? ¿Cómo aprendí ese lenguaje?
Cada persona manifiesta uno o dos lenguajes dependiendo de las características de su personalidad y la de nuestra familia, es decir, la forma como nos han manifestado el amor nuestros padres y hasta nuestros abuelos es la forma que aprendemos.

Esta es mi experiencia: mi padre fue un hombre que viajaba mucho por su trabajo, era marino, viajaba de 3 o 6 meses, lo veía poco. Pero recuerdo siempre recibir a su llegada regalos de diferentes países y ¡qué regalos!. Con ellos, la explicación de porqué escogió ese regalo para mí y todo lo que hizo para conseguirlo, de tal forma que era todo un acontecimiento recibirlo. Lo mismo hacía con cada una de mis hermanas, sin generar celos típicos de los niños. De él aprendí el lenguaje de los “regalos”. Pero no solo eso: como lo veíamos poco, cuando llegaba no importaba si había colegio o no, nos hacía faltar y nos preparaba desayuno, nos cocinaba, nos llevaba al parque, a los juegos, al cine, ¡los mejores días de mi vida!.
Por el otro lado mi madre, una mujer que trabajaba y con 5 hijos, nunca dejó de tenernos la comida lista, la casa y la ropa limpia, así como las palabras de afirmación en donde su ánimo siempre iba delante al decirnos: “cuando seas profesional”, “cuando ganes el concurso”, “tú eres muy buena en esto, lo vas lograr”, llevándonos en busca de esa meta. De ella aprendí los actos de servicio y las palabras de afirmación. No olviden que los abuelos y abuelas también nos enseñan o afirman otros lenguajes.
Ahora, ¿quieres saber qué lenguaje tienes? Detente a pensar en estas 5 formas. ¿Cuál te resulta más fácil expresar?

Recopilación del libro “Los 5 lenguajes del amor”, Dr. Gary Chapman.

Lic. Teresa Mendoza García
Psicóloga
C.Ps.P 25052

martes, mayo 10

EL PRECIO DE LA HISTORIA

Una noticia que llamó mucho la atención y dio la vuelta al mundo fue la protagonizada por Austin “Chumlee” Russell, conocido conductor comediante del programa “El Precio de la Historia”. En su domicilio fue hallado tal volumen de drogas y armas de fuego que bien podría pertenecer a un narcotraficante.

De acuerdo a la agencia de noticias, al ser confrontado por los agentes, ‘Chumlee’ negó ser un traficante de drogas, asegurando que sólo compra estas sustancias a granel porque “fuma demasiado”. Sin embargo la policía también encontró una bolsa de plástico transparente con residuos de color blanco: se trataría de cocaína.

¿Pero qué llevó a un personaje tan mediático y famoso a presentar este tipo de problema? Si analizamos las sustancias encontradas en la casa de ‘Chumlee’: marihuana (Alucinógeno), metanfetamina y cocaína (estimulantes) y Xanax (tranquilizante), todas estas sustancias alteran, afectan y deterioran en gran medida al sistema nervioso central. Además de esto ‘Chumlee’ refiere que fuma demasiado, lo que nos podría estar hablando de una dependencia a la drogas. Además enfrentaría 19 cargos por posesión de armas de fuego, además de aún ser investigado por una presunta agresión sexual.

Desde su llegada a la televisión, la vida de ‘Chumlee’ dio un giro abismal. De ser un joven con mucha austeridad y carencias pasó a tener fama y dinero. Su vida gira ahora en torno a excesos, escándalos, consumo, problemas de todo tipo. ¿Es acaso que no estaba preparado para la fama o no la supo manejar? Ahora es uno más de la larga lista de famosos que perdieron todo por la droga.
Todos los jóvenes aspiran a ser personajes mediáticos, famosos o a tener mucho éxito. Pero la fama y el éxito pueden ser armas letales de destrucción si no son bien llevadas o manejadas con madurez. 

Es importante la capacidad de autorregularse y no dejarse llevar por los excesos de cualquier tipo, la buena elección libre y el no ceder a la presión de grupo ante factores peligrosos que puedan dañarnos, tener claros los límites entre lo bueno y  lo malo. El éxito no radica en la fama o en los caudales de dinero, va mucho más allá. Mahatma Gandhi decía: “Si me das fortuna no me quites la Razón, si me das el éxito no me quites la Humildad, si me das la humildad no me quites la Dignidad”. 

viernes, mayo 6

4 CREENCIAS SOBRE EL CONSUMO DE MARIHUANA O TETRAHIDROCANNABINOL (THC)


1. La marihuana no es adictiva.

La marihuana contiene THC, una sustancia psicoactiva que genera cambios a nivel del cerebro, específicamente en el sistema nervioso central: adaptación a la sustancia, gran malestar cuando se deja de consumir, dolores de cabeza, de estómago, bajas de presión arterial, entre otros. Esto lleva a la persona a consumir nuevamente, hasta que atribuye al consumo de marihuana su diario funcionamiento, es decir, se vuelve dependiente de la sustancia psicoactiva, pasando de un consumo experimental a uno ocasional y de ahí al habitual, para luego abusar de la sustancia y finalmente llegar a la adicción, como con el alcohol y la cocaína.

2. La marihuana es natural, no es dañina para la salud.

La marihuana efectivamente, como muchas otras plantas, es parte de la naturaleza. Pero, cuando se le consume de forma habitual (cuando ya la buscas o la compras), comienza a generar una serie de cambios en el organismo: disminución en el funcionamiento de la memoria a corto plazo y también desmielinización, es decir, las neuronas disminuyen el flujo natural de información. En otras palabras: el cerebro se vuelve cada vez más lento. Esto quiere decir que el consumo continuo de marihuana sí puede causar daños y existe abundante evidencia científica de esto. 

3. La marihuana ayuda a la memoria y la creatividad

Hay una gran cantidad de evidencia que muestra que el consumo de marihuana afecta a la memoria de corto plazo. Esto quiere decir que será más difícil retener y usar información nueva. Si hay un consumo continuado en un escolar o un universitario, ¿le será más fácil o más difícil lograr buenos resultados académicos? Yo me inclinaría por lo segundo, es decir, que le sería más difícil. Con respecto a la creatividad, no hay evidencia que sustente que la marihuana pueda ayudar a fomentarla: esa es una creencia urbana. ¿Acaso sólo los que consumen son grandes creativos? Creo que el ser humano no requiere de una sustancia externa como la marihuana para ser creativo.

4. Los que consumen marihuana no tienen riesgo de consumir otras drogas

Consumir marihuana no significa que sí o sí vas a consumir otras drogas como alcohol, cocaína, tabaco, pasta básica de cocaína, crack, anfetaminas, etc. Pero sí hay evidencia científica que un gran número de consumidores de marihuana tiene mayor probabilidad de consumir otras drogas legales e ilegales, normalmente con el fin de generar un cambio en el efecto propio de la marihuana (aumentarlo, disminuirlo o prolongar su duración).

martes, marzo 29

LA PLAYA


El fuerte calor del sol me despierta, quiero abrir mis ojos y el brillo solar me ciega por un largo momento, intento darme sombra con la mano y siento un gran dolor en el brazo, ¡me duele todo!. Mientras intento protegerme del sol y siento que mi cuerpo no puede más, me pregunto: ¿Qué me pasó? ¿Dónde estoy?, ¿Cómo llegue aquí?
En medio del dolor trato de recordar qué pasó anoche y solo vienen a mi mente fragmentos de imágenes fantasmales, con mucho movimiento y luces. También escucho gritos, risas, palabras que retumban en mi cabeza, voces incoherentes y mis propias risas y gritos que resuenan sin parar.
Ya es hora de levantarme, me siento sobre la arena y me doy cuenta que estoy solo, mis amigos se han ido, bueno mis disque “amigos” me han abandonado; el ardor en mi piel me recuerda que ya amaneció hace mucho y no sé qué hacer. Es hora de ponerme de pie, pero... ¿Para qué?, ¿para continuar en lo mismo?, volver a caminar buscando al que me indique que estoy vivo, algo que me anime y luego de ello, me mate cada vez más, como hoy que estoy tirado en la arena sin fuerzas para levantarme. Cada fin de semana, cada juerga, buscando en que ocupar mi tiempo, en no estar solo, estar en medio de la fiesta, con mucho trago, muchos puchos, lo que sea para desconectarme de este mundo, que me saque de esto, que me lleve a algún lado, diferente…
Ya estoy de pie, caminando; ¿Ahora a dónde voy?, ¿A quién busco?, caminar por la arena, sentir cada paso tan pesado, más pesado que el anterior, ¿Así es la vida?, ¿Así será cada paso en mi vida?, ¿Por qué es tan difícil avanzar?, avanzar, avanzar… todo era tan fácil en el colegio, ahora que ya acabó, ¿A dónde voy?, ¿Qué viene mañana?... continuará la juerga, me dejo llevar.
¿Y qué hago con esto que me molesta ahora?, esta incomodidad. Ahora todo está vacío, no hay nada, y esa nada es tan grande como el mar… Será que esto me sucede después de cada juerga, después de solo dejarme llevar, ¿Cómo no me di cuenta antes?, como no me di cuenta que debe haber algo más, algo que debo buscar, y al parecer este no es el camino.
A lo lejos veo la carretera, voy caminando hacia ella, cansado, adolorido, con calor; con muchas preguntas y dudas en mi cabeza, pero más motivado, motivado a buscar a donde ir, a buscar el camino que responda… ¿A dónde voy?

viernes, marzo 18

CRIANZA CON O SIN TECNOLOGÍA… HE AHÍ EL DILEMA

¿Alguna vez te ha sorprendido la habilidad de un niño de 3 años manejando la laptop, Tablet computadora mejor que sus padres? O tal vez has visto como en los restaurantes, bancos los padres calman a sus hijos con sólo ponerle el juego de moda o el vídeo  en su celular.

Algunos profesionales encargados en estudiar los efectos de la tecnología en edad temprana, es decir niños y niñas de 0 a 8 años, mencionan que no son actividades apropiadas y requieren de vigilancia de los padres, pero al mismo tiempo pueden mejorar el rendimiento y desarrollo de habilidades mentales (Walsh, 2005).

Existen estudios recientes donde se destacan 3 tendencias principales (Rodríguez Sánchez, 2012):
  • La primera tiene que ver con el consumo diario que los niños y niñas le dan a estos medios, ya que pueden afectar y crear problemas cuando son utilizados por mucho tiempo, desplazando muchas veces la interacción social.
  •   La segunda se refiere a que existe una imitación y aprendizaje del lenguaje que reciben, es decir, si no hay supervisión pueden crear problemas por el tipo de contenido que ven.
  •  La tercera se refiere al modo en que afecta la capacidad de atención del niño, cuando le da mayor prioridad al contenido de los videos y programas, dejando de lado actividades como comer o dormir.  

Mirar televisión es una experiencia especialmente pasiva, que no ofrece ninguna oportunidad de interactuar o responder. Cuando esta es prolongada se convierte en una experiencia aislada, con un impacto negativo en las actividades sociales. (AAAP, 2001). La influencia de los contenidos en los programas de televisión y juegos electrónicos mediante una exposición sin supervisión, de manera prolongada y repetitiva generan efectos negativos. En algunos programas, existe la tendencia a embellecer el uso de sustancias psicoactivas, enviando un peligroso lenguaje a los niños y niñas, donde el abuso de sustancias es una conducta normal, o aún atractiva para los adultos. Estudios han demostrado que al presentar situaciones violentas  y de destrucción en los contenidos, los niños y niñas se pueden desensibilizar a los efectos reales de la violencia, pudiendo generar conductas agresivas que no miden las consecuencias.

El juego, en solitario  o acompañado, promueve la imaginación, el ejercicio físico y la construcción de la realidad y subjetividad del niño. Mientras tanto, el espacio del juego con otros niños y niñas forma las habilidades para la vida, es durante esta interacción donde exploran y practican respuestas frente a su entorno. El uso de dispositivos electrónicos puede acompañar este proceso de crecimiento individual, desarrollando nuevas habilidades y mejorando el aprendizaje por medio de una enseñanza interactiva y funcional. Actualmente, las tablets contienen aplicaciones destinadas a la enseñanza y desarrollo infantil.

Si eres papá o mamá de niños en edad temprana, les aconsejo acompañarlos en esta exploración, ellos son curiosos y quieren darle sentido a su mundo, probablemente sus hijos estén pidiendo una Tablet o cualquier otro dispositivo, pero depende de ustedes ayudarles a entender en qué momento, por cuánto tiempo pueden utilizarlo y cuál es el propósito de esto. También pueden preguntarles lo que están haciendo, responder sus preguntas y seguir sus intereses, de esa manera estarán apoyando su comprensión. El uso de tecnología sin un propósito en los primeros años invita a tener en la adolescencia una propensión al abuso de internet, convirtiéndose en un factor de riesgo para el inicio de uso y abuso de sustancias (Diario de Medicina de Adicciones).


martes, enero 12

CAZADORA DE MIEDOS

Tengo 28 años y me siento muy sola en mi habitación con el último paco por armar, ya van como 120 durante toda la noche y mi cuerpo pide más,  me es imposible dejar de armarlos y consumirlos, prender el próximo genera en mí mucha ansias, así como cuando deseas algo especial. Al costado mío también está las dos botellas de chata de ron que suelo tomar cuando estoy en consumo.  Mi cuerpo no se siente bien, estoy al borde del colapso, sumergida entre dolores de cabeza que no me dejan, siento que la cabeza me pesa mil kilos, no la soporto, todo mi cuerpo está débil y me tiembla, por momentos pierdo el conocimiento, pero al despertar encuentro el paco por armar en mi mano, y las botellas de ron a medio consumir. Sola, así me siento y así estoy, sin nadie a mi lado. De pronto, un gran miedo ingresa en mí, un temor que no quiero que regrese pero regresa cada vez que estoy con la pasta encima, esta maldita droga es una cochinada, no sé por qué lo hago, no lo sé, si me hace sentir tan mal.


En ocasiones no entiendo mi comportamiento, es estúpido, siento que estoy loca. Hace unas semanas me diagnosticaron TBC pulmonar. El doctor dice que es una de las más fuertes. Empecé muy bien, me alejé del consumo por una semana pero hoy no me entiendo, busco encontrarme pero solo encuentro mis miedos. Empiezo a ver que toda mi vida pasa frente a mis ojos, cada recuerdo, cada situación, momentos de niña. Claramente aparecen como recuerdos vividos frente a mí, el maltrato, la violencia de mi padre.  “No lo hagas, No lo hagas. ¡Maldito la vas a matar!, ya déjala vas a matar a mi madre”.
Odio eso, recordar a mi padre me genera odio. Desde niña quise enrolarme a los terroristas y volver a casa para hacerla volar en mil pedacitos. Nunca lo pude hacer. Siento que él me daño la vida, me la marco de odio y  muchos miedos.


Mis hijos, a mis hijos no los veo, supongo que me dejaron por ser una maldita adicta. Empiezo a sangrar por la nariz, esto no se detiene, ¿qué me pasa?, me siento tan débil para ponerme de pie y pedir ayuda. Sé que es el último paco, por favor solo el último, mi corazón empieza a latir muy fuerte, veo como sobresale mi pecho con cada latido, cada vez es más fuerte.  CALMATE! CALMATE!, Maldita fumona tienes que calmarte, esto tiene que pasar .Trato de estar calmada, trato de tranquilizarme. No me quiero morir, no quiero .No quiero morir, me da miedo morir. AYUDA!… ¡Necesito Ayuda! ya no soporto. En un inicio consumía para olvidar mis miedos y penas, ahora la consumo para que estos miedos no me devoren, ellos solo se calman cuando estoy con la maldita droga al lado, me han sometido, esta maldita droga me está consumiendo, me tiene en un hoyo, me controla …

No puedo Sola. 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...