jueves, agosto 30

¿Alguna vez paseaste por la aldea de los pitufos?

HONGOS ALUCINÓGENOS: COMO EN LA ALDEA DE LOS PITUFOS

mushrooms
Estaba con mis patas en la playa y uno de ellos trajo unos mushrooms (hongos alucinógenos), estaba emocionada por lo que iba sentir, de hecho ya me habían contado sobre lo que iba a pasar, también había visto gente “pasarse de vueltas, en fin son experiencias y sé que a todos no les da por igual.
De esta no me podía escapar, era el momento, eran las personas y se trataba de masticarlo, absorber el líquido y botarlo…

Confieso que estaba un poco asustada pero a la vez emocionada, ya había probado varias cosas y de algunas me arrepiento porque no me permitieron pasar un buen rato, todo lo contrario, ¡Es más! pienso que a la larga podrían haberme pasado factura o tengo el temor que no me dejen hacer las cosas que tengo planificadas, en otras palabras, he aprendido a conocer hasta dónde puedo llegar, un límite, y que toda esta búsqueda de sensaciones fue una etapa interesante en mi vida pero también estuve corriendo riesgos. Como quien juega al borde de un puente cuando es adolescente y simplemente es el momento quien te maneja, la sensación.

Pienso que cada vez aparecen drogas nuevas, formas distintas de consumirlas, muchas de ellas sintetizadas, “pateadas”, en fin tantas cosas…

Por ejemplo, se que existe una gran variedad de hongos en todo el mundo, que su origen se dio en México y Guatemala (con fines rituales); la Psilocina y la Psilocibina son los principios activos de los Hongos Psilocibos, especie mayormente consumida; pero también los hay venenosos, si, hongos venenosos sumamente letales que contienen toxinas (amanitina), del cual una dosis podría ser mortal. ¡Cuidado con eso¡

Sus efectos varían desde la excitación, euforia, risas, llanto, sensibilidad cutánea, problemas de coordinación con dosis pequeñas; con dosis altas, distorsiones de formas, colores, alteración de la percepción en el tiempo/espacio y alucinaciones, también podrías sentirte disociado/a, confundido/a como si no estuvieran dentro de tu cuerpo “un viaje”. Pueden producirte náuseas (es frecuente), vértigo, vómitos, diarrea y dolores estomacales.

Puedes tener un “mal viaje” donde sientas ansiedad, ataques de pánico, confusión extrema; aunque, no es usual que duren bastante tiempo.

Se desconocen problemas mayores, tales como dependencia o síndrome de abstinencia. La tolerancia se desarrolla rápidamente, lo que desalienta el uso continuado.

Los efectos dependerán de las cantidades ingeridas, pudiendo sentir los efectos entre 20 a 30 minutos después de ingerirlos. Se pueden experimentar los efectos durante 6 horas.

Si estas escuchando hablar sobre el uso terapéutico, aquí te va otro dato para no caer en el rollo que se creó en torno a la marihuana. Hoy en día se está investigando sobre el uso de alucinógenos en medicina, con el objetivo de ayudar hacer frente a pacientes en estado de ansiedad en las enfermedades terminales, entre ellas el cáncer, ¡OJO! No a “curar” estas enfermedades sino a ayudar a los pacientes en condiciones de estrés o ansiedad. Todo esto en ambientes de cuidado y control.

Las experiencias que puedas tener serán infinitas pero recuerda que también hay infinita información sobre el uso y riesgo de estas drogas.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...